lasierra

la sierra llegó a mí desde el sueño de infancia
y ya había recorrido mis lunares y
mis uñas ya habían firmado por los caminos este nombre
que me reconoció desde la ventana de la casa de los abuelos...

abrir esta página indígena como docente desde hace ocho años
cuagula cualquier preconcepción o prejuicio del mundo que me rodea o agobia... y me hace mejor persona... aunque no haya nada diferente a otra cultura... que seamos tan idénticos, etc.

sin embargo, recurro al sentir, a la permanecia de dioses entre la gran montaña que es la sierra y que talló en mí el árbol que crece dentro - hacia arriba cielo, hacia abajo tierra -

desde la sierra insólita que vivo ando hasta el mar y luego hasta la ciudad en un ir y venir que renueva todo

No hay comentarios.: