lasierraylaciudad

DE LA COFIA AL FRUTO

En lo hondo no hay raíces, hay lo arrancado
Hugo Mujica

Sé que mi corazón crece.
Su raíz se adentra al igual que sus ramas
En universos diversos que son uno sólo
De la cofia al fruto mi vida trasciende en sus sueños
Mi corazón se infinita, robustece la corteza de venas y arterias y sensibiliza al viento el ramaje de sus metas…
Siendo su sangre la misma salvia de Dios.
De la cofia al fruto hay una niña de tantos años que se llama poesía, resbala y sube en el laberinto de hojas y flores rojas, hay algunas aves y otras ya se han ido; pero en su memoria vegetal, dos o tres árboles flechados sin iniciales ni fechas.
Mi corazón se endiosa en ese árbol doble: al aire y a las entrañas de esta tierra.
De la cofia al fruto serían dos realidades perennes –mi cuerpo trueno y mi alma lluvia-.
Del fruto a la cofia hay presencias sobre la exquisita madurez…
Pero ¿ quién eterniza la nueva semilla ? ¿ cuál invierno o qué verano arrasará con la alegría, cuál hacha, qué fuego o plaga ?
Yo estaré para entonces a salvo en el corazón de la cofia hacia donde por siempre sigue creciendo el árbol, con los frutos saliéndome por la boca.

No hay comentarios.: