ANTIFAZ...


mientras sigo recriminándote que los espacios creados se esfumaran como vapor de chocolate... olorosamente desde la cocina que llega hasta la ventana de la lluvia junto al balcón abierto y no me atrevo... a escribir la despedida...

No hay comentarios.: