¿perdón?


que la noche esperada llegue y te sorprendas como nunca con la presencia de una semidiosa... que la encuentres en tu misma lengua, en las mismas ganas exactas de la soledad y la lujuria. que la noche esperada sea el punto de partida-llegada y cada elemento confluya en el acto de los dos, de conjurar al frío, a la lluvia, a la oscuridad interna, a la silla en medio de las cobijas y al tiempo inhabitado por la esperanza... de una despedida apoteósica...

soy yo quien lo siente... intentar conocerte.. intentar esperar lo inesperado o no intentar lo sufiente para concretarme en mis pálpitos entre los límites y desequilibrios del universo que somos... el perdón que se ofrece no es igual al perdón que se recibe-acepta... como si el error fuese condición... y mientras me conozco y lleno o reemplazo LOS VACÍOS, esos espacios que nos mantendrán siempre separados... sin embargo, así soy y te dejo espinita que atraviesa el ánimo y la ambición.

3 comentarios:

Bettina Perroni dijo...

Que interesante propuesta tienes aqui.

Muy buen blog... te felicito mucho

ta.li.u.m. dijo...

thank..

nadaquedemostrar dijo...

...bellísimo escrito.

Un placer pasarme por aqui y saludarte!