POSIBLE PRÓLOGO..



La ambición es sorprenderme
Descubrir versos como agujas que caen en llovizna o tempestades
Y de repente “corres saltando un charco, / y se te caen los libros,”
Sólo me resta entonces tenerme el corazón pacito
Para no provocarme la muerte por ir corriendo inagotable tras la vida
Y esos buenos momentos con cada uno de sus etcéteras de la poesía
Y de las hermandades esquivas, porque me falta alegría
Para abordar tu libro en los trayectos oscuros
Pero me sobra sorpresa
-de esa donde se ilumina tu sala con la sonrisa de los amigos que te asaltan
la rutina cuando crees llegar nuevamente a casa simple sin nada-

Y son legiones de abrazos que no terminan de asaltarme
Poema tras otro… y es la estirpe del tiempo de la amnesia
Donde todos empezamos a reconocernos en el espejo que somos...

No hay comentarios.: