2 comentarios:

Cata Fdez dijo...

No había llegado a este blog... y que delicia. desde el peligro de un gemido corporal, hasta el histrionismo de una fantasía, me quedo en el milagro de tus pies bañados por el "voy" de cada ola.

Besos.

ta.li.u.m. dijo...

thank