intento tinto tonos tontos...



ahora dedicado al yo que no soy pero que satisfacce...
los minutos cobran su peso en oro
y los pago en el compartir gente que abisma soledades

tengo, tomo, tanto, triunfo...
en el todo y nada de
una atmósfera terrestre que ya no desafía

evocar abre una ventana
ficcionar otorga plumas
a veces solo el beso apretado y mordido
levanta de la posición del sexo sudado, ebrio
y luego las miradas que se cazan como presas
son preseas de vez en cuando
y luego la promesa humana que vuelve no corresponde
al destino "celeste"
para buscar el insomne sueño
y balancear las jornadas
sin que éstas suban o bajen
en la cuestión de equilibrio que
no enfrentan a la mujer que ES
y lo ignora...

No hay comentarios.: