PALIMPSESTOS...

PERORATA

Y en la playa me abrazas
con tus piernas en la ingravidez
a favor del sensual que ejercemos...
ola tras ola en el caribe sol de los dioses.
Mientras la muerte se baña,
la tragedia se avecina
como música de guitarra española...
Sombra que veo
en la arena nocturna de tu playa.
Las distancias no apartan ciudades.
No sembrar palabras que no quieres cosechar.
Cogernos mientras suena el teléfono
y del otro lado resulta que es él
quien se cela...
y la bailarina en la pecera me recuerda
aquellas cajitas musicales
donde una de ballet daba vueltas y vueltas


SEMÁFORO

Soy verde en el reflejo de la luz que cambia de revoluciones por minuto y deja la huella en el tiempo. Soy amarillo de espanto con la prevención alicorada del último modelo por las vías serpenteantes de la desidia... Pero fui rojo sobre los límites del sonido en la luna ignorada y eclipse, en la mancha, en el grito, en el cinturón suelto, en los miles fragmentos de una verdad esperada oscura que se desborda ahora contra el asfalto, donde alguno pisará la sangre de una estrella negra como cruces.

MUJERES

Y aunque use los arcanos secretos... descubrí que todas las mujeres del mundo nunca podrían ser mias y claudiqué en la idea... Cuestión, tal vez, de cierta ética me permitiría evitar a insulsas ególatras del complejo... A evocadoras irresistibles frígidas de la muerte, o a ti y etc.

No hay comentarios.: