DÍA DE DIFUNTOS...

Y si de repente descubrimos
Que nuestro muertos
Siguen allí
Esperando a que aprendamos

El lenguaje de la muerte
La visión del más allá
La clariaudiencia del silencio
La caricia de su esencia

Atravesándonos poseyéndonos

Aún con sus sabios consejos
Con sus risas… desesperados

Si nos deshicimos de sus cosas
Buscándolas
Si los desfotografiamos del recuerdo…

Y si tal vez los abuelos
Siguen allí por la casa donde enraizaron
Lo que creímos su despedida
Y nos mudamos y los dejamos sólos.

1 comentario:

thanatos dijo...

yo me he mudado como diez veces,¿en cual casa dejé el recuerdo de mis antepasados?. Buscando los recuerdos perdidos me hallé con el de mis abuelos, solos en el rincon de las cajas...
que poemazo, maestro