RELOJ DE ARENA... la playa

Se genera la espera
como un pacto del tiempo.

alguno de los dos
sólo uno
se filtra entre los segundos
hay otro
quizá quien ejerce distancias
ganando los 100 metros planos
cada minuto...

para que los ceniceros
sean los diccionarios
de las respuestas:

fogata de las dudas
transeuntes arbitrarios
fluídos en un espacio
llamado hamaca...

hay uno
descubrirlo en el oráculo
toma la eternidad.

llegada tras las jornadas
resuelve los acertijos:
tocarse
tenerse
batallas de insulsas guerras.

2 comentarios:

Paula Amengual dijo...

Gracias por tu comentario!
SAludos!

Mía dijo...

Tus palabras me llegan como documentales que atrapan el momento y lo dejan como fotografía sepia. Me gusto tu forma de decir y me gustó como me llegó a mi.

Gracias por pasar por mi blog, te estaré esperando. Un beso

Mía