DRUNK...


no sólo letras-palabras
inscriben al poema que me persigue y arremete
sin razón ni causa...

están, quizá aquellos labios
que se ofrecen
bajo la azul cinta de su pelo
o las luces titilantes
al rededor de tu párpados.

ja..
está la luna
sólo eso
que bebe en mis dedos y enumera
este verso que enmudece ante la noche
porque te quedas.

No hay comentarios.: