BITÁCORA... día 1

reencontarte esta vez en serio, entre mis abrazos ahora de marmol y mi saliva de sabio café.. descubrir que estuviste latente siempre y que quise engañarme con los reflejos de los paraisos días caribes; soportando los caledoscopios en sus giros de pieles y mordiscos. Saberte, ahora del latido, que bien podría parar ya mismo sin importar, porque lo supe desde entonces y no hubo necesidad de tocarte el hombro y decir los "te lo dije"..

No hay comentarios.: