BITÁCORA... día 11

Dormido volcán que rompe el cielo del paisaje a lo lejos.. mientras la llovizna de ceniza se eleva, gira y cruje.. Duermo luego del sexo: su piel fue lava evaporando dulcemente los líquidos de vinos, de sudores, de salivas, y demás fluidos. Desde este balcón que es ventana y lienzo, cráter al fin, irrumpimos como la luz caledoscópica hacia el vacío de las distancias: velocidad luz, espectro magnético, relámpagos, polo a tierra, gravedad entre los cuerpos. Locura.

No hay comentarios.: